Bienvenidos al Blog Cofrade "Los Que Rezan Con Los Pies"

miércoles, 2 de noviembre de 2011

La túnica vacía de la Borriquita





Sucedió hace no mucho; 
una mujer acudió a retirar dos papeletas de sitio de la Borriquita, 
una con cirio, la otra sin nada; 
después de un rato, el Mayordomo consiguió que la mujer explicara para quién era esa papeleta sin cirio ni varita, para un pequeño que estaba en el cielo; 
la túnica de ese niño salió aquel año a los pies del Señor de la Sagrada Entrada. 

La Túnica reposa en el silencio del armario; 
una tela que casi ha olvidado el pequeño volumen de quién tras ella se escondía, 
ha desaparecido la doblez de levantar el antifaz, y de sujetárselo al rostro; 
solo eso, sobre la túnica hay unas manos cada año un poco mayores; 
hay una mente donde se guarda la imagen intacta, retoma el nombre, la cara, su forma de hablar y responder, mientras pasa la plancha por un dobladillo inútil; 
porque los recuerdos no crecen; 
sabe que cuando él se fue, le dieron el sitio preferente, que desde entonces no le hacen falta ni cirios, ni varas, ni palmas; 
va sobre el paso, haciendo sonar las campanillas, aupando a Zaqueo sobre la palmera, más cerca que nunca del que quería niños a su alrededor; 
por eso ese paso es un jardín de Infancia; 
ella sabe, que en estos días señalados, 
tiene forma de túnica la orilla de su ausencia; 
pero también es la misma rivera de su presencia, ahí arriba irá; 
para que, la vista, el viento y el aire que se cuela en cada levantá, 
bajo el que lleva las riendas de la vida y la muerte; 
porque esta es la historia de la túnica de un nazareno de la Borriquita, 
que quiso estar cerca de él, cerca de un Dios que fué un niño; 
Porque el Cristo del Amor no solo está crucificado, 
sino también a lomos de un burro como el de la Plaza de España; 
ahora, la túnica reposa en el silencio del armario, 
y está tan bien planchada, que parece que hoy es Domingo de Ramos.


por Antonio Cattoni

No hay comentarios:

Publicar un comentario